Práctica colaborativa

La Práctica Colaborativa es un Método Adecuado de Resolución de Conflictos, recientemente introducido en nuestro país.

Se trata de un proceso voluntario para las partes, a las que asiste a cada una un abogado colaborativo bajo el compromiso de no litigar, de tal manera que puedan ayudar a negociar y encontrar soluciones válidas con la ayuda, si fuera necesario, de terceros neutrales colaborativos (mediadores, coaches, terapeutas, expertos financieros, tasadores, peritos, etc.)

Tras un diagnóstico de la situación concreta se establece una ruta de trabajo, en la que distintos profesionales colaboran y ayudan a sus clientes para la consecución de un acuerdo satisfactorio.